Razones por las que se desmotiva un Vendedor Profesional


· ¿Por qué se desmotiva un vendedor?
· ¿Por los resultados que obtiene?

 

La predisposición, el estado de ánimo o la actitud -positiva o negativa- que manifestamos las personas ante una determinada situación, nos conduce a una conducta o comportamiento que resulta ser crucial en cuanto a las consecuencias y resultados que se obtienen.

Todo ello viene determinado por el grado de motivación que cada uno de nosotros tiene a la hora de enfrentarse a la consecución de un objetivo.

Y en esa motivación influye el valor de la recompensa. El valor que nosotros damos a ese objetivo o a esa meta y la relación esfuerzo-recompensa que sopesamos antes de ponernos manos a la obra.

Como puedes suponer, esto también es válido para los profesionales de la venta y en este caso, tanto la motivación del vendedor como los resultados que obtiene, están directamente relacionados con el planteamiento de los objetivos comerciales que se le ofrecen.

Lee con atención los siguientes párrafos y evita caer en la desmotivación.

Los motivos de la frustración

Cuando nos proponemos alcanzar una meta, si nos cuesta demasiado conseguirla -ya sea en tiempo o en esfuerzo- es probable que nuestras fuerzas flaqueen durante el camino y acabemos por desmotivarnos.

– Sobre el objetivo

1. Muy GRANDE. Si el objetivo que nos hemos marcado es demasiado ambicioso, si está fuera de nuestras posibilidades por los motivos que fuere, cejar en nuestro empeño será cuestión de tiempo. Tanto como el que transcurra hasta que seamos conscientes que nos es inalcanzable. Los objetivos deben ser realistas [Retweet].

2. Demasiado LEJOS. Cuando el banderín de llegada se encuentra muy lejos del punto de partida suele suceder que se abandone por el camino. Las metas deben programarse adecuadamente en el tiempo [Retweet].

3. Poco o nada MEDIBLE. Otra circunstancia que nos distrae de perseverar para conseguir nuestro objetivo es desconocer cómo vamos con respecto al fin último. No saber si vamos bien, mal o regular nos puede inquietar hasta el punto de arrojar la toalla. Los objetivos deben ser mensurables [Retweet].

4. Mal DEFINIDO. Poco específicos o ambiguos. Cuando no sabemos muy bien qué es lo que tenemos o queremos conseguir será fácil abandonar la misión. La inconcreción nos produce inseguridad. Los objetivos deben ser concretos [Retweet].

5. Que nos suponga un RETO. Si la meta propuesta no nos dice nada per sé, si no supone un desafío para nosotros desde un primer momento, nuestra motivación por alcanzarla será cero. Las metas deben suponernos un sana ambición provocada [Retweet].

6. Debe estar PACTADO. El objetivo debe estar acordado y convenido por ambas partes, el retador y el retado. Cuando ambas figuras recaigan en la misma persona debemos auto-convenir con nosotros mismos el objetivo. Los objetivos deben estar consensuados [Retweet].

7. Y por ESCRITO. Para que un objetivo sea aceptado como tal, debe estar escrito en algún documento que recoja los detalles del mismo. Las palabras se las suele llevar el viento. Las metas deben quedar expresadas por escrito [Retweet].

– Sobre la persona

1. Diferentes metas y TODAS atractivas. En ocasiones ocurre que si nos hemos planteado varios objetivos, a todos les otorgamos el mismo valor y una relación similar entre esfuerzo y recompensa, esto puede dar lugar a un conflicto interior que terminemos por resolver abandonando todo intento por conseguirlos.

2. UN objetivo atrae más que otro. Cuando de entre todas las metas que nos proponemos -sea cuál sea su índole- hay una que nos atrae más que las demás, será muy probable que centremos nuestros esfuerzos en esa y abandonemos el resto.

3. NINGÚN objetivo atrae lo suficiente. En este caso está claro que si el objetivo u objetivos carecen de interés para nosotros, es obvio que no moveremos un dedo por ni siquiera intentar conseguirlos.

Moraleja: Elige y prepara bien tus objetivos para no caer en la desmotivación que supone el no poder alcanzarlos.

Si conoces a alguien que le pueda interesar este artículo, te estaré agradecido si se lo haces llegar [Retweet]

Acerca del autor de esta entrada, José Abellón

Sobre este blog José Abellón es el autor del blog ¿cómo vender hoy!, dónde comparte con todos los profesionales y emprendedores de la venta sus experiencias comerciales para aportarles ideas prácticas que ayuden a mejorar sus resultados.

 

Accede a contenido exclusivo dándote de alta en nuestra newsletter. (100% Spam Free. No compartiré, alquilaré o venderé tu email nunca a nadie)