Actitud de Ventas, Habilidades Comerciales
Leave a comment

Cómo manejar tu autoestima en ventas

Autoestima en ventas· Tú si que sabes
· Olvida el temor al rechazo
· No te rechazan a ti

Lo primero que has de hacer para manejar tu autoestima en ventas es creer en ti.

La autoestima, sobre todo cuando te dedicas a esto de las ventas, es imprescindible para mantener unas condiciones psicológicas óptimas que te permitan desarrollar tu trabajo diariamente con garantías de éxito. Debes aprender a gobernar tu autoestima para que no sea un inconveniente ni un contratiempo en el ejercicio de tu actividad comercial.

Saber que sé

Empieza por tomar conciencia de tus destrezas y confiar en lo que sabes hacer.

Para ello debes conocer cuáles son las competencias de la venta. Las de siempre y las nuevas competencias de las que se habla en este blog. Analizar cuales dominas mejor para explotarlas al máximo y al mismo tiempo saber en qué áreas tienes que mejorar para formarte en ellas y conseguir un rendimiento razonable.

Piensa que uno no puede ser excelente en absolutamente todo pero si puede ser lo suficientemente bueno como para dar la talla en la mayoría de aspectos relacionados con la profesión.

Ten en mente siempre el concepto de mejora continua, ese que las empresas aplican a sus procesos de calidad,  aplícatelo a ti mismo y confía en tus posibilidades como vendedor, lo cual no quiere decir que te consideres un super hombre, debes ser realista y objetivo.

Mentalízate que eres capaz de vender, que dominas las habilidades comerciales con suficiente soltura como para conseguir ventas.

El rechazo no lo puedes evitar, temerle sí

Estoy seguro que piensas que lo normal es que no todo sea del agrado de todos. Aquello de: “para gustos colores”.

Entonces, si tienes claro que esto es así ¿por qué te sientes mal cuando un cliente te dice ¡No!?

Quizá sea porque piensas que te rechaza a ti personalmente y tengo que decirte que en la mayoría de ocasiones no es así, créeme. El cliente simplemente te está diciendo  que no le interesa el producto o servicio que le ofreces, o que no le interesa en ese momento, o que no le encaja el precio o la oferta de promoción. Generalmente la lectura es siempre profesional.

Es verdad, no te voy a ocultar, que podría darse un último extremo y el cliente pudiera estar rechazando al vendedor ¡ojo! Me refiero a la figura del vendedor, al profesional que le ha visitado y no a la persona. En cuyo caso tampoco es tan grave pues siempre tendremos dos opciones: una la oportunidad de mejorar nuestras habilidades sociales para manejarnos mejor con personas y otra apoyarnos en un compañero para sacar adelante la venta

Acerca del autor de esta entrada, José Abellón

Sobre este blog José Abellón es el autor del blog ¿cómo vender hoy!, dónde comparte con todos los profesionales y emprendedores de la venta sus experiencias comerciales para aportarles ideas prácticas que ayuden a mejorar sus resultados.

 

Accede a contenido exclusivo dándote de alta en nuestra newsletter. (100% Spam Free. No compartiré, alquilaré o venderé tu email nunca a nadie)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *